Reservar en línea

Bienvenido en territorio Romano…

para una jornada inolvidable en la conquista del Canigó y sus tesoros …

Descubre un misterioso viaje a través de las maravillas del Arte Romano …

A los pies del Canigó (2921 m) o “Montaña Sagrada”, emblema de este territorio catalán, dos esplendidas abadías merecen ser visitadas en un peregrinaje hacia la historia.

  • Saint Martin du Canigou emplazado sobre una esbelta cornisa rocosa, protegido así de las invasiones del siglo XI, celebra durante este decenio mil años de su existencia. Todavía en vigor, esta abadía aun encierra la comunidad “de las Bienaventuranzas”. La esencia del lugar se percibe explorando las galerías, desde el claustro hasta la iglesia del siglo XI, cuya belleza ofrece una variedad de circos y pasillos.
  • Más allá de la majestuosidad de su campanario y los tradicionales arcos romanos que la componen, la abadía de Saint Michel de Cuxa debe en parte su reputación al hecho de que una sección del claustro se encuentra en el Metropolitan Museum en Nueva York.

www.stmartinducanigou.org       www.cuxa.org

Destacamos también…

  • Conocido por su escultura románica, el Claustro de Elne alberga también una gran variedad de esculturas góticas. Desde 1840, El Claustro de Elne ha sido catalogado como un importante monumento histórico.
  • Sin haber finalizado completamente su construcción, La iglesia de Arles-sur-Tech fue consagrada en 1046. Durante el siglo XII se realizaron numerosos trabajos en la abadía lo que llevo finalmente a una nueva consagración en el año 1157.

Hacia la ruta de los Castillos Cátaros…

A unos pocos kilómetros de Casa 9 Hotel

Misterioso y apasionante, déjese guiar por el País Cátaro…

Durante el siglo XII, en el sur de Francia se impulso una religión cristiana diferente del catolicismo: el Catarismo la cual paulatinamente se extendido a toda la región llamada Occitania.
Aunque finalmente el Catarismo fue erradicado, sigue siendo un símbolo de tolerancia, de libertad y un nuevo espíritu de la cultura occitana, dejando así su impronta e identidad en este territorio…
En la actualidad quedan muy pocos vestigios de esa historia. Castillos, abadías y museos del País Cátaro se han convertido en los símbolos de esta lucha. Los siglos han pasado pero el aspecto de estos monumentos ha ido evolucionando, sin embargo su historia ha quedado hasta hoy unida a la tragedia de la Edad Media.

A 127 kilómetros de Casa 9 Hotel , se encuentra la Ciudad de Carcasona construida sobre un promontorio rocoso de donde se domina el recorrido del río Aude. Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco, Carcasona es la ciudad amurallada más conocida y mejor conservada de Francia, un fiel modelo de una ciudad fortificada. Entre los años 1844 y 1911, un importante proyecto de restauración, que el gobierno francés confió al arquitecto Eugène Viollet-le-Duc impidió la completa demolición de Carcasona. En su visita a Carcasona, tendrá la posibilidad de caminar y explorar sus animadas callejuelas del casco antiguo. Rodeado de un monumental murallón, el castillo del siglo XII se convierte en un recorrido obligatorio. Por la noche la ciudad se ilumina y ofrece un magnifico espectáculo realzando su relieve contrastado con el territorio la que la rodea.

Al noroeste de Carcasona, en el corazón de la montaña negra, encontramos el castillo Saissac, que abre sus terrazas frente a un paisaje único donde el horizonte esta borrado por los Pirineos.

El País Cátaro tiene una gran importancia histórica para el sur de Francia.
Hoy en día los sitios arqueológicos de los antiguos Castillos Cátaros que aun quedan en pie, permanecen firmes y orgullosos como fieles extensiones de las montañas que los rodean.
La situación privilegiada de Casa9 Hotel permite descubrir, en menos de un hora ruta, cuatro de estas maravillosas construcciones.

Anclado en los vértices del Alto Corbières, a 800 metros de altitud, en medio de frondosos matorrales, surge Peyrepertus. Desde lo alto vigila la pequeña aldea de Duilhac. Desde la cima se divisa el cercano castillo de Quéribus, a tan solo 5 km.

El Castillo de Aguilar emerge en medio de un paisaje contrastante, entre aromáticos matorrales y el ordenado aspecto de los viñedos de Fitou, característica clásica del País Cátaro. Su asombroso emplazamiento, en el vértice de un peñón, lo hace parecer como una corona que domina la llanura de Tuchan.

Al sur-oeste de Narbonne, entre los valles rocallosos de Las Corbièras, se esconde un fantástico conjunto de edificaciones cistercienses. En medio de un paisaje típicamente mediterráneo dominado por cipreses, pinos y boj, descubrimos la Abadía de Fontfroide, edificada hacia el siglo XI.

www.payscathare.org

Tras las huellas del hombre prehistórico …

Tautavel es uno de los sitos más destacados de la prehistoria, ha obtenido una gran fama internacional gracias a su ilustre antepasado, El Hombre de Tautavel.

Inaugurado en 1992, el nuevo Museo de Tautavel, en el Centro Europeo de la Prehistoria, es una formidable herramienta para la difusión de las ciencias relacionadas con la arqueología y en particular con la prehistoria durante el período del Mediterráneo Cuaternario.

Más de 1500 m2 de galerías de exposiciones y a través de 22 salas, el Museo de Prehistoria invita al encuentro del Hombre de Tautavel, el hombre prehistórico más antiguo encontrado en suelo francés (- 450.000 años).
El museo presenta sus colecciones de arqueología prehistórica a través de un moderno sistema museográfico adaptado para todas las edades.
Gracias a las reconstrucciones fieles de escenas prehistóricas de Tautavel, nos sumergiremos en el corazón del valle y haremos un viaje a la prehistoria junto a los hombres, animales y paisajes.
Una reconstitución exacta de la Cueva de l’Arago (lugar de descubrimiento del Hombre de Tautavel) permite sumergirse en el hábitat auténtico de este antepasado.

www.tautavel.culture.gouv.fr      www.tautavel.com